volver

Peugeot Metropolis 400: para todos

Ponemos a prueba el Peugeot Metropolis 400. Si Peugeot se distingue por algo es por ofrecer scooters de una distinguida gama premium, con un alto nivel en la calidad de sus acabados y siempre apostando por los diseños más elegantes.

El Peugeot Metropolis 400 no iba a ser menos. La firma del león sabe que gran parte de su clientela viene del mundo del automóvil y eso se nota rápidamente en dos detalles: uno, en su diseño, de líneas automovilísticas; y dos, en el propio concepto del Metropolis, un scooter de 400 cc convalidado para usuarios que sólo tiene carnet de coche y podrían como máximo conducir un 125.

Matemática básica: 3 son más que 2

El usuario que busca un extra de seguridad o que simplemente no va sobrado de experiencia y dos ruedas le parecen pocas ruedas no pierde de vista los scooters de tres ruedas como el Peugeot Metropolis. Para que te hagas una idea en España durante 2012 se vendieron 600 scooters de tres ruedas, acaparando Madrid el 40% de esa cifra. En Francia también la capital se lleva la mayor parte del pastel, pero en este caso París alcanza el 80% de los scooters vendidos en el país galo.

Hacer un scooter de tres ruedas no es precisamente sencillo, ni barato, y desarrollar un sistema de dos ruedas delanteras desde cero tiene su miga, porque además Peugeot ha querido diferenciarse por completo de Piaggio. Los ingenieros franceses tenían todo un reto por delante, pero por suerte la división de scooters de Peugeot tiene detrás una de las mayores marcas de coches del mundo, así que todo queda en familia a la hora de desarrollar el nuevo Metropolis.

El sistema que Peugeot ha desarrollado ha sido denominado como DTW, o Dual Tilting Wheels, y ha sido posible como te decimos gracias a la división de coches de Peugeot. Se trata de un paralelogramo deformable de inyección de aluminio, de doble triángulo, en el que se monta un solo amortiguador que une ambos brazos y actúa sobre los dos al mismo tiempo. Sobre cada uno de ellos se monta un amortiguador de inercia con los que absorber irregularidades, pero al fin y al cabo una rueda depende de la otra al sostenerse ambas en el mismo elemento.

Como en el Piaggio MP3 este sistema permite que las ruedas se puedan inclinar por igual de un lado a otro y así el scooter tumba al paso de una curva, al girar o echar peso como en una moto cualquiera. Igual que en el Piaggio se opta por montar un bloqueo de este balanceo de un lado a otro para poder convertir el Metropolis en un trípode rígido a la hora de estacionarlo o pararnos en un semáforo, para activarlo debemos de actuar sobre un pulsador en la piña derecha, y para desactivarlo podemos hacer eso mismo o simplemente dar gas para que al subir de revoluciones se desconecte automáticamente y podamos seguir con nuestra marcha tranquilamente. Se ha incorporado además un freno de estacionamiento que activaremos y desactivaremos desde otro pulsador en el centro del manillar, ya que con él activado el motor no subirá de vuelta y ni el scooter se moverá ni el bloqueo del balanceo se desactivará, así todo está bajo control.

Peugeot Metropolis: Mucha tecnología

Ya que hacía un scooter a la última Peugeot no se iba a andar con chiquitas en el apartado tecnológico. El Metropolis puede presumir de ser el primer scooter del mundo que cuenta con un sistema de detección de presión de neumáticos. Las válvulas de las ruedas llevan incorporados unos sensores capaces de percibir una perdida de presión de 0,2 bar y si esto ocurre rápidamente somos informados a través del cuadro de instrumentos. En un scooter o una moto de dos ruedas convencional esta pérdida de presión en una de las ruedas la podemos detectar fácilmente si prestamos atención al comportamiento de la moto, pero al tener tres ruedas las sensaciones son diferentes y no es tan sencillo percatarse de ello, por lo que este sistema no viene nada mal. En cuanto paramos a solucionar el problema el aviso desaparece de la pantalla del Metropolis y volvemos a circular con seguridad.

Por otro lado está la smart-key, o llave inteligente. Bien es verdad que el Metropolis no es el primer scooter del mundo que la equipa, el Honda Forza 250 ya lo hacía hace muchos años, pero es toda una apuesta por la tecnología. La llave hace de mando a distancia y es reconocida por el Metropolis cuando está dentro de un radio de 1,5 metros, entonces sólo hemos de pulsar el contacto para que la llave sea localizada, el pulsador se ilumina indicando que está todo listo y ya podemos arrancar. Muy cómodo y muy práctico.

Y el paquete tecnológico llega también a la iluminación. El Metropolis equipa un sistema denominado DRL (Daytime Running Light), una potente iluminación LED que sustituye las luces cortas durante el día y nos hace mucho más visibles. El DRL se combina con un par de filas de LED que se incluyen en el frontal, pero eso sí, al llegar la noche debemos desactivar los LED y optar por las luces de cruce convencionales.

Fuente: moto1pro.com

Solicitar información

Reserve su cita en el taller

de la manera más fácil

Solicitar cita ahora

Ofertas

Peugeot 308 5p Allure 1.6 BlueHDi 120
Peugeot 308 5p Allure 1.6 BlueHDi 120
KM: 0 | Año 2016
19.700 € 18.700 € *PVP con IVA incluido
ver más
Peugeot 308 5p Style 1.2 PureTech 130 S&S
Peugeot 308 5p Style 1.2 PureTech 130 S&S
KM: 0 | Año 2016
16.000 € 15.000 € *PVP con IVA incluido
ver más
Catalogo de Puntos
Catalogo de Puntos
Catalogo de Puntos
ver más
Catalogo de Puntos
Catalogo de Puntos
Catalogo de Puntos
ver más
Django Adventure 2017
Django Adventure 2017
Peugeot Scooters crea una nueva cita en varias etapas para descubrir las carreteras más bonitas del mundo
ver más